Textileros poblanos enfrentan diversos retos

Puebla, Pue. El sector textil de Puebla tardaría dos años en iniciar la migración a la Industria 4.0, pero dependerá de las inversiones que se hagan, las cuales están detenidas por el entorno económico incierto durante este 2019.

Así lo dio a conocer en entrevista el presidente de la Cámara de la Industria Textil, delegación Puebla-Tlaxcala, Carlos Couttolenc López, quien explicó que existe amplio interés por dar un paso importante en el tema tecnológico que dé un nuevo rumbo al sector.

Explicó que tendrán acercamientos con empresas especializadas en hacer esa migración tecnológica, pero dejó en claro que al menos 300 de sus afiliados, de un total de 450, no están rezagados porque están automatizados, mismos que en las fábricas siguen requiriendo de mucha mano de obra para temas de supervisión de la producción.

Indicó que, si bien ahorita algunas están funcionando en tres turnos, este crecimiento de la industria propicia que se demande mayor personal, ya que las fábricas están comprometidas a lo largo del año para sacar la producción, más cuando se trata de armadoras, a las cuales surten de forros y telas.

Desconoció cuántas podrían dar ese paso a la Industria 4.0, porque “debemos plantear a los socios ese esquema, ya que hay de tejido de punta, tejido plano, de hilatura y cada una tiene sus diferentes temas y esquemas de trabajo”.

Modernización

Expuso que las textileras se han ido modernizando para ser competitivas y están dentro del margen en tener tecnología de punta, por lo que son buscadas por firmas internacionales para maquila y proveeduría.

Couttolenc López comentó que el factor tiempo determinará concretarlo, pero estima que la migración de unos convenza a otros de hacerlo rápido porque sólo es hacer adaptaciones con software, pero que deben tener un alto costo.

Reiteró que los textileros están dando pasos importantes, al recordar que también están proveyendo a la industria automotriz desde hace más de 10 años, siendo alrededor de 20 que han incursionado y se han quedado en el sector como parte de la cadena.

Las textileras poblanas, acotó, han buscado financiamientos públicos, y en los últimos dos años del sexenio federal pasado 23 lograron apoyos de 50% a fondo perdido para la compra de maquinaria.

[email protected]

Fuente: eleconomista.com.mx