Sector vestido promueve empresas sociales en municipios rezagados de Puebla

Puebla, Pue. El sector del vestido busca impulsar la creación de empresas de solidaridad social en al menos cuatro municipios de la zona centro para darles a maquilar, en las cuales se involucren pobladores para integrarlas y que los ayuntamientos participen ofreciendo los espacios y sin cobrar permisos de operación.

Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación de Empresarios Poblanos de la Industria de la Ropa y el Vestido, Álvaro Delgado Sánchez, quien prevé que en seis meses se pudiera concretar la primera empresa.

Las localidades consideradas son Tlachichuca, San Salvador El Seco, Huejotzingo y Atlixco, con cuyas autoridades han sostenido pláticas y han manifestado su interés por participar a fin de que sus habitantes tengan otra opción productiva además del campo y comercio, expuso.

Indicó que esto forma parte de un plan nacional del sector para llevar trabajo a municipios, principalmente con rezago social, cuya meta con el programa piloto es crear al menos 100 empresas en todo el país mediante sociedades, las cuales a su vez impliquen 10,000 empleos nuevos.

Comentó que con este plan los industriales del vestido también tratan de resolver la necesidad de mano de obra mediante la subcontratación, porque “en la zona urbana está escaseando aun cuando tenemos mucho trabajo”.

Voluntad política

Subrayó que el impulso de estas empresas dependerá en primera instancia de la voluntad política de los ayuntamientos, quienes deben dar los inmuebles para que las sociedades se ahorren en rentas y que no les cobren permisos de funcionamiento.

Delgado Sánchez admitió que a los maquiladores dejó de convenir instalar fábricas en zonas alejadas, por ello es que impulsan esas empresas de solidaridad social para darles producción con base en sus capacidades de confección.

Puntualizó que la compra de maquinarias deben hacerla socios mediante algún esquema de financiamiento público y los industriales se comprometen a darles capacitación.

Insistió que trabajar mediante ese esquema no implica que se ahorren en costos de operación, sino en aprovechar la capacidad instalada en esos municipios para sacar producción de sus clientes.

El también exdirector general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido delegación Puebla, comentó que con ese tipo de empresas sociales se garantiza que la producción continúe en la entidad en lugar de llevarla a otros estados conurbados.

Indicó que la capacidad de organización será fundamental para arrancar y que los participantes pueden obtener beneficios económicos a corto plazo, donde hombres y mujeres pueden participar para instalar los talleres.

Fuente: eleconomista.com.mx